CLINFOL DÚO

Óvulos de gelatina blanda

(KETOCONAZOL)

Gynaecological Antifungals (G1B)

ASOFARMA.jpg
ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
COMPOSICIÓN
PRESENTACIÓN
PROPIEDADES

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La aplicación de CLINFOL DÚO® es cómoda. Su dosis consiste en la administración diaria, preferentemente nocturna, de 1 óvulo vaginal, durante 7 días. El tratamiento durante una semana completa permite alcanzar niveles antibióticos suficientes como para producir no solamente una curación clínica, sino también microbiológica, reduciendo ostensiblemente la posibilidad de recurrencias.




FORMA FARMACÉUTICA Y Formulación: Cada ÓVULO para aplicación intravaginal contiene:

Clindamicina 100 mg

Ketoconazol 400 mg




PRESENTACIóN: Envase con 7 óvulos vaginales.

®Marca registrada




FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

Mecanismo de acción: La asociación de clindamicina 100 mg y ketoconazol 400 mg representa una alternativa innovadora en el tratamiento tanto empírico como diagnóstico – orientado de las vaginitis.

La clindamicina tópica, en una dosis diaria de 100 mg, es el tratamiento de primera elección para la vaginosis bacteriana (anteriormente denominada vaginitis anaeróbica, vaginitis por Haemophilus, vaginitis por Gardnerella, o vaginitis no específica).

El ketoconazol, en cambio, es un fármaco perteneciente al grupo de los imidazoles, antibióticos antimicóticos ampliamente reconocidos por su eficacia en el tratamiento de las candidiasis vaginales y sistémicas, al igual que de otras múltiples micosis.

Se estima que entre el 70 y el 75% de las mujeres adultas sanas tienen al menos un episodio de vaginitis durante su vida reproductiva, y la mitad de las mujeres universitarias habrán sido diagnosticadas de esta infección antes de los 25 años. La candidiasis vulvovaginal es común en mujeres que toman anticonceptivos orales.

Dada la elevada frecuencia de estas dos formas de vaginitis (que juntas constituyen cerca del 90% de todos los casos), se han asociado en estos óvulos los dos antibióticos más efectivos para su tratamiento.

La combinación de clindamicina y ketoconazol permite eliminar las bacterias y hongos patógenos, sin afectar a la población de lactobacilos, lo que incide en una menor frecuencia de recidivas.