¿"Olvido" su contraseña? Registrarse

Menu
Solución inyectable Eucerin

La solución una vez diluida en 500 ml de solución de cloruro de sodio 0,9% o dextrosa 5%, es estable a temperatura inferior a 30 °C por 24 horas y a temperatura de refrigeración (entre 2 °C y 8 °C) por 24 horas.\n
C9H22NNa07P2.H2O
Ibandronato sódico monohidrato.
Peso molecular: 359,229
Equivalente a:

C9H23NO7P2
Ácido ibandrónico.
Peso molecular: 319,229

Tratamiento de la osteopatía metastásica: La dosis recomendada en la osteopatía metastásica es de 6 mg I.V. cada 3-4 semanas. Esta dosis debe administrarse en infusión de 15 minutos como mínimo. Para preparar la infusión, se debe agregar el ...

Tratamiento de la osteopatía metastásica: La dosis recomendada en la osteopatía metastásica es de 6 mg I.V. cada 3-4 semanas. Esta dosis debe administrarse en infusión de 15 minutos como mínimo. Para preparar la infusión, se debe agregar el contenido del frasco ampolla a 100 mL de solución salina isotónica (o 100 mL de dextrosa al 5%). Tratamiento de la hipercalcemia: La dosis la determina el médico, atendiendo a los factores enumerados a continuación. Antes del tratamiento con ácido ibandrónico, debe rehidratarse adecuadamente al paciente con cloruro sódico al 0,9%. La gravedad de la hipercalcemia y el tipo de tumor deben tenerse en cuenta. En la mayoría de los pacientes con hipercalcemia grave (calcio sérico corregido por la albúmina* 3 mmol/L 0 12 mg/dL) basta con una dosis única de 4 mg. En los pacientes con hipercalcemia moderada (calcio sérico corregido por la albúmina 3 mmol/L o 12 mg/dL), 2 mg es una dosis eficaz. La dosis máxima administrada en los estudios clínicos ha sido de 6 mg, pero esta dosis no presenta mayores beneficios en cuanto a la eficacia. * NOTA: Calcio sérico corregido por la albúmina (mmol/L) = calcio sérico (mmol/L) - [0,02 x albúmina (giL)] + 0,8 o calcio sérico corregido por la albúmina (mg/dL) = calcio sérico (mg/d L) + 0,8 x [4 - albúmina (g/dL)]. Para convertir el valor de calcemia corregida con respecto a la albúmina de mmol/L en mg/dL, multiplíquese por 4. En la mayoría de los casos, una cifra elevada de calcio sérico puede normalizarse en un plazo de 7 días. La mediana de la duración hasta una recaída (nuevo aumento por encima de 3 mmol/L del calcio sérico corregido por la albúmina) ha sido de 18-19 días con las dosis de 2 y 4 mg, frente a 26 días con la dosis de 6 mg. A un número limitado de pacientes (50) se les ha administrado una segunda infusión contra la hipercalcemia. En caso de hipercalcemia recurrente o de eficacia insufi ciente, puede considerarse la posibilidad de repetir el tratamiento. Ácido ibandrónico debe administrarse en infusión intravenosa. Para ello, el contenido de un frasco ampolla se agrega a 500 mi de solución isotónica de cloruro sódico o a 500 mi de solución glucosada al 5 % y se administra a lo largo de 1-2 horas. No se requiere ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia hepática, y en pacientes de edad avanzada (mayores de 65 años). Pacientes con insuficiencia renal: No se requiere ajuste de dosis para pacientes con insuficiencia renal leve (CLCr ³ 50 y 80 ml/min). Los pacientes con insuficiencia renal moderada (CLCr ³ 30 y 50 ml/min) o con insuficiencia renal grave (ClCr 30 ml/min), que además padecen cáncer de mama y enfermedad metastásica ósea y, que están siendo tratados para la prevención de acontecimientos óseos deben seguir las siguientes recomendaciones posológicas: 1. Administración cada 3 -4 semanas. 2. Solución de cloruro de sodio 0,9% o dextrosa 5%. No se ha estudiado un tiempo de infusión de 15 minutos en pacientes con cáncer con un ClCr 50 ml/min.\nInfusión intravenosa.

Agregar a interacciones medicamentosas

Rubros de la IPPA

INDICACIONES: Tratamiento de la osteopatía metastásica para reducir el riesgo de complicaciones óseas de los tumores malignos (hipercalcemia, dolor, necesidad de radioterapia de lesiones óseas dolorosas y fracturas inminentes), así como para disminuir el riesgo de fracturas. Tratamiento de la hipercalcemia tumoral maligna.

PROPIEDADES FARMACODINÁMICAS:

Grupo farmacoterapéutico: Medicamentos para el tratamiento de las enfermedades óseas, Bifosfonato.

Código ATC: M05BA06

El ácido ibandrónico pertenece al grupo de los bifosfonatos, compuestos que actúan específicamente sobre el hueso. Su acción selectiva sobre el tejido óseo se debe a la alta afinidad de los bifosfonatos por el mineral óseo. Los bifosfonatos actúan inhibiendo la actividad de los osteoclastos, aunque el mecanismo exacto todavía no está claro.

In vivo, el ácido ibandrónico previene la destrucción ósea inducida experimentalmente por la supresión de la función gonadal, retinoides, tumores o extractos tumorales. La inhibición de la resorción ósea endógena ha sido también demostrada mediante estudios cinéticos con 45Ca y mediante la liberación de tetraciclina radioactiva previamente incorporada al esqueleto.

A dosis considerablemente más altas que las dosis farmacológicamente eficaces, el ácido ibandrónico no tuvo ningún efecto sobre la mineralización ósea.

La resorción ósea provocada por la enfermedad maligna se caracteriza por una excesiva resorción ósea que no está equilibrada con la apropiada formación ósea. El ácido ibandrónico inhibe selectivamente la actividad de los osteoclastos, reduciendo la resorción ósea y, por tanto, reduce las complicaciones esqueléticas de la enfermedad maligna.

Ensayos clínicos en el tratamiento de la hipercalcemia inducida por tumores: Los ensayos clínicos realizados en hipercalcemia causada por tumores malignos han mostrado que el efecto inhibidor del ácido ibandrónico sobre la osteolisis tumoralmente inducida, así como, específicamente, sobre la hipercalcemia inducida por un tumor, se caracteriza por un descenso del calcio sérico y de la excreción urinaria de calcio.

En los rangos terapéuticos recomendados para el tratamiento se han observado en los ensayos clínicos los siguientes índices de respuesta con los respectivos intervalos de confianza para pacientes con calcio sérico basal corregido por la albúmina ³ 3,0 mmol/l después de una adecuada rehidratación.

Para estos pacientes y dosis la mediana del tiempo para alcanzar la normalización de los valores de calcio fue de 4 a 7 días. La mediana del tiempo hasta la recaída (recuperación del calcio sérico corregido por la albúmina por encima de 3,0 mmol/l) fue de 18 a 26 días.

Ensayos clínicos en la prevención de acontecimientos óseos en pacientes con cáncer de mama y metástasis óseas: Los ensayos clínicos en pacientes con cáncer de mama y metástasis óseas han mostrado que existe un efecto inhibidor dosis dependiente de la osteolisis del hueso, expresado por los marcadores de resorción ósea, así como un efecto dosis dependiente sobre los eventos esqueléticos.

La prevención de acontecimientos óseos en pacientes con cáncer de mama y metástasis óseas con ácido ibandrónico 6 mg intravenoso se evaluó en un ensayo fase III aleatorizado controlado con placebo, con una duración de 96 semanas. Las pacientes con . cáncer de mama y con metástasis óseas radiológicamente confirmadas, fueron aleatorizadas para recibir placebo (158 pacientes) o 6 mg de ácido ibandrónico (154 pacientes). Los res ultados de este ensayo se resumen más adelante.

Objetivos primarios de eficacia: El objetivo primario del ensayo fue el índice del periodo de morbilidad esquelético (skeletal morbidity period rate, SMPR). Este fue un objetivo compuesto que contempló los siguientes subcomponentes y eventos relacionados con el esqueleto (skeletal related events, SREs):

Radioterapia ósea para el tratamiento de fracturas declaradas o próximas a producirse.

Cirugía ósea para el tratamiento de fracturas.

Fracturas vertebrales.

Fracturas no vertebrales.

El análisis del SMPR se ajustó por tiempo y consideró que uno o más eventos que se presentaran en un periodo único de 12 semanas podían estar potencialmente relacionados. Los eventos múltiples fueron por tanto contabilizados una única vez para el propósito de este análisis. Los datos provenientes de este estudio demostraron una ventaja significativa para el ácido ibandrónico 6 mg intravenoso sobre el placebo en la reducción de los SREs medidos por el SMPR ajustado por tiempo (p=0,004) . El número de SREs fue también significativamente más reducido con ácido ibandrónico 6 mg IV y hubo una reducción del 40% del riesgo de SRE frente a placebo (riesgo relativo 0,6, p=0,003) .

Objetivos secundarios de eficacia: Se observó una mejoría del dolor óseo estadísticamente significativa para el ácido ibandrónico 6 mg intravenoso si se compara frente al placebo. La reducción de dolor se mantuvo de forma consistente por debajo de la basal a lo largo del estudio completo y se acompañó de una reducción significativa en cuanto al uso de analgésicos. El deterioro de la calidad de vida fue significativamente menor en los pacientes tratados con ácido ibandrónico comparados con aquellos tratados con placebo.

En pacientes tratados con ácido ibandrónico, se observó una marcada reducción de los marcadores urinarios de resorción ósea (piridinolina y deoxipiridinolina) estadísticamente significativa en comparación con placebo.

En un ensayo con 130 pacientes con cáncer de mama metastásico se comparó la seguridad de la infusión de ácido ibandrónico durante 1 hora o durante 15 minutos. No se observaron diferencias en los indicadores de la función renal. El perfil general de efectos adversos del ácido ibandrónico tras una infusión de 15 minutos fue consistente con el perfil de seguridad conocido para infusiones de mayor duración y no se identificaron nuevos problemas de seguridad relacionados con el uso de un tiempo de infusión de 15 minutos.

En pacientes con cáncer con un aclaramiento de creatinina < 50 ml/min no se ha estudiado un tiempo de infusión de 15 minutos.

Población pediátrica: No se ha establecido la seguridad y eficacia de ácido ibandrónico en niños y adolescentes menores de 18 años. No hay datos disponibles.

PROPIEDADES FARMACOCINÉTICAS: Después de una infusión de dos horas de 2, 4 y 6 mg de ácido ibandrónico, los parámetros farmacocinéticos son proporcionales a la dosis.

Distribución: Tras la exposición sistémica inicial, el ácido ibandrónico se une rápidamente al hueso o es excretado por la orina. En humanos, el volumen de distribución aparente terminal es de al menos 90 litros y la cantidad de la dosis que llega al hueso es un 40-50% de la dosis circulante. A concentraciones terapéuticas, la unión a proteínas en el plasma humano es aproximadamente un 87% por lo que es improbable una interacción con otros medicamentos producida por desplazamiento de dicha unión.

Biotransformación: No existe evidencia de que el ácido ibandrónico se metabolice ni en animales ni en humanos.

Eliminación: El rango observado de las semi-vidas aparentes es amplio y dependiente de la dosis y de la sensibilidad del método pero la semi-vida terminal aparente se encuentra generalmente en el rango de 10-60 horas. Sin embargo, los niveles plasmáticos iniciales descienden rápidamente, alcanzando el 10% de los valores máximos entre 3 y 8 horas tras la administración intravenosa u oral, respectivamente. No se ha observado acumulación sistémica cuando el ácido ibandrónico se administró por vía intravenosa una vez cada 4 semanas durante 48 semanas a pacientes con metástasis óseas.

El aclaramiento total del ácido ibandrónico es bajo con valores medios en el rango de 84-160 ml/min. El aclaramiento renal (alrededor de 60 ml/min en mujeres postmenopáusicas sanas) es de un 50-60% del aclaramiento total y está relacionado con el aclaramiento de creatinina. La diferencia entre el aclaramiento total y renal se considera que es el resultado de la captación por el hueso.

La vía secretora no incluye, en principio, ningún sistema de transporte ácido o alcalino que intervenga en la eliminación de otros principios activos. Además, el ácido ibandronico no inhibe las principales isoenzimas del citocromo P450 hepático humano y tampoco induce el sistema hepático del citocromo P450 de las ratas.

CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS: Ácido ibandrónico está contraindicado en pacientes con antecedentes de alergia al ácido ibandrónico o a alguno de los excipientes. No se recomienda su uso en niños, ya que no existe experiencia clínica. Durante el embarazo y la lactancia no debe utilizarse ácido ibandrónico.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS ESPECIALES: En los estudios clínicos no se ha observado ningún indicio de deterioro de la función renal tras la administración prolongada de ácido ibandrónico. No obstante, de acuerdo con las prácticas clínicas correctas, se recomienda vigilar la función renal, así como las concentraciones séricas de calcio, fosfato y magnesio en los pacientes tratados con ácido ibandrónico.

La falta de datos clínicos impide toda recomendación posológica para los pacientes con insuficiencia hepática grave. Si existe riesgo de insuficiencia cardiaca, ha de evitarse la sobrehidratación. Los efectos de ácido ibandrónico sobre las reacciones y el nivel de conciencia no se han estudiado.

Pacientes con alteraciones del metabolismo óseo y mineral: Antes de comenzar el tratamiento con ácido ibandrónico para las metástasis óseas, se debe tratar de forma efectiva la hipocalcemia y otras alteraciones del metabolismo óseo y mineral. Es importante que exista una adecuada ingesta de calcio y vitamina D en todos los pacientes. Los pacientes deberán recibir suplementos de calcio y/o de vitamina D en caso de que la ingesta en la dieta no sea adecuada.

Reacción/shock anafiláctico: Se han notificado casos de reacción/shock anafiláctico, incluyendo eventos mortales, en pacientes tratados con ácido ibandrónico intravenoso.

Cuando se administre la inyección intravenosa de ácido ibandrónico se debe disponer fácilmente de apoyo médico apropiado y medidas de monitorización. Si se producen reacciones anafilácticas u otras reacciones graves alérgicas/hipersensibilidad se debe interrumpir la inyección e iniciar tratamiento apropiado.

Osteonecrosis mandibular (ONM): Se han notificado casos de osteonecrosis mandibular generalmente asociados con extracciones dentales y/o infecciones locales (incluyendo osteomielitis) en pacientes oncológicos que recibieron un tratamiento que incluía principalmente bifosfonatos de administración intravenosa. La mayoría de estos pacientes también recibieron quimioterapia y corticosteroides.

En aquellos pacientes con factores de riesgo concomitantes (p.ej. cáncer, quimioterapia, radioterapia, corticosteroides, higiene bucal pobre) antes de iniciar el tratamiento con bifosfonatos deberá considerarse la realización de un examen dental con una odontología preventiva apropiada.

En la medida de lo posible, los pacientes deben evitar procesos dentales invasivos durante el tratamiento. La cirugía dental puede agravar la situación de los pacientes que desarrollen osteonecrosis mandibular durante la terapia con bifosfonatos. No hay datos disponibles que sugieran que la interrupción del tratamiento con bifosfonatos reduce el riesgo de osteonecrosis mandibular en pacientes que precisen procesos dentales. La valoración clínica, debe orientar sobre cómo proceder con cada paciente según la valoración individual de la relación beneficio-riesgo.

Fracturas atípicas de fémur: Se han notificado casos de fracturas atípicas subtrocantéricas y diafisarias del fémur asociadas al tratamiento con bifosfonatos, principalmente en pacientes en tratamiento prolongado para la osteoporosis. Estas fracturas transversales u oblicuas cortas pueden ocurrir en cualquier parte a lo largo del fémur, desde justo debajo del trocánter menor hasta justo por encima de la cresta supracondílea. Estas fracturas se producen después de un traumatismo mínimo o en ausencia de él y algunos pacientes tienen dolor en el muslo o en la ingle, a menudo asociado con imágenes características de fracturas por sobrecarga, semanas a meses antes de que se presente la fractura femoral completa. Las fracturas son generalmente bilaterales; por lo tanto, el fémur del lado opuesto debe ser examinado en los pacientes tratados con bifosfonatos que hayan tenido una fractura de la diáfisis femoral. También se ha notificado un bajo índice de consolidación de estas fracturas.

Debe considerarse la interrupción del tratamiento con bifosfonatos, valorando de forma individualizada el balance beneficio/riesgo, en aquellos pacientes en los que exista sospecha de fractura atípica de fémur pendiente de evaluación.

Durante el tratamiento con bifosfonatos debe advertirse a los pacientes que notifiquen cualquier dolor en el muslo, cadera o ingle. En cualquier paciente que presente dichos síntomas deberá valorarse si existe una fractura de fémur incompleta.

FERTILIDAD, EMBARAZO Y LACTANCIA:

Embarazo: No existen datos suficientes sobre la utilización del ácido ibandrónico en mujeres embarazadas. Los estudios realizados en ratas han mostrado la existencia de toxicidad reproductiva. Se desconoce el riesgo potencial en seres humanos. En consecuencia, ácido ibandrónico no debe utilizarse durante el embarazo.

Lactancia: Se desconoce si el ácido ibandrónico se excreta en la leche humana. Los estudios realizados en ratas lactantes mostraron la presencia de niveles bajos de ácido ibandrónico en la leche tras su administración intravenosa. Ácido ibandrónico no debe utilizarse durante la lactancia.

Fertilidad: No hay datos de los efectos del ácido ibandrónico en humanos. En estudios sobre la función reproductora en ratas por vía oral, el ácido ibandrónico disminuyó la fertilidad. En estudios en ratas por vía intravenosa, el ácido ibandrónico disminuyó la fertilidad a dosis diarias altas.

EFECTOS ADVERSOS: En los pacientes con hipercalcemia, la administración intravenosa de ácido ibandrónico comporta de ordinario un aumento de la temperatura corporal. Ocasionalmente se ha descrito un síndrome de tipo gripal, con fiebre, escalo-fríos y dolor óseo o muscular. Por lo general, no se requiere tratamiento específico y los síntomas remiten en un par de horas o días. La disminución de la excreción renal de calcio se acompaña con frecuencia de una caída de la concentración sérica de fosfato, pero que no requiere tratamiento. La concentración sérica de calcio puede descender a niveles hipocalcémicos. En casos aislados, se ha descrito intolerancia gastrointestinal. La administración de otros bisfosfonatos se ha asociado con broncoconstricción (sibilancias, apnea) en pacientes asmáticos hipersensibles al ácido acetilsalicílico. En los pacientes con osteopatía metastásica, los efectos adversos más comunes han consistido en cefalea, diarrea, mialgia, astenia y síndrome seudogripal. Se recomienda a los pacientes que, si experimentan algún efecto secundario, sobre todo si no está mencionado en este prospecto, se lo comuniquen a su médico o farmacéutico.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS:

Interacciones farmacológicas: No se han observado interacciones con la administración simultánea de ácido ibandrónico y melfalano/prednisolona en pacientes con mieloma múltiple. En otros estudios de interacciones en mujeres posmenopáusicas no se han descrito interacciones con el tamoxifeno ni con la estrogenoterapia restitutiva. En los estudios clínicos, ácido ibandrónico se ha administrado junto con antineoplásicos, diuréticos, antibióticos y analgésicos de uso habitual sin que se observaran interacciones clínicas. En cuanto a la disposición, no se consideran probables interacciones farmacológicas de importancia clínica. El ácido ibandrónico se elimina exclusivamente por secreción renal y no sufre ningún tipo de biotransformación. Parece que la vía de secreción no incluye los conocidos sistemas de transporte ácido o básico implicados en la excreción de otros fármacos. La fijación a las proteínas plasmáticas es baja en concentraciones terapéuticas, de modo que parece poco probable que el ácido ibandrónico desplace a otros fármacos. Las interacciones metabólicas son consideradas poco probables, puesto que el ácido ibandrónico no inhibe las principales isoenzimas del citocromo P450 hepático humano; tampoco induce el sistema hepático del citocromo P450 de las ratas. El ácido ibandrónico se excreta sólo por vía renal y no se biotransforma. Se recomienda especial precaución en caso de que los bifosfonatos se administren con aminoglucósidos, ya que ambos medicamentos pueden disminuir los niveles de calcio sérico durante períodos de tiempo prolongados. También se debe prestar atención a la posible existencia de hipomagnesemia simultánea.

DATOS PRECLÍNICOS SOBRE SEGURIDAD: Únicamente se observaron reacciones en los estudios no clínicos con exposiciones consideradas suficientemente superiores a la exposición humana máxima, lo que indica poca relevancia clínica.

Como ocurre con otros bifosfonatos, se ha identificado el riñón como órgano diana primario en cuanto a toxicidad sistémica se refiere.

Mutagenicidad/Carcinogenicidad: No se ha observado ninguna indicación de potencial carcinogénico. Los ensayos de genotoxicidad no han mostrado evidencia de efectos sobre la actividad genética del ácido ibandrónico.

Toxicidad reproductora: No se ha observado evidencia de toxicidad fetal directa o efectos teratogénicos en ratas y conejos tratados con ácido ibandrónico por vía intravenosa. Los efectos sobre la función reproductora de la rata en estudios por vía oral, consistieron en un aumento de pérdidas preimplantación a dosis de 1 mg/kg/día y superiores. En estudios sobre la función reproductora de las ratas por vía intravenosa, el ácido ibandrónico disminuyó el recuento de esperma a dosis de 0,3 y 1 mg/kg/día y disminuyó la fertilidad en los machos a 1 mg/kg/día y en las hembras a 1,2 mg/kg/día. Las reacciones adversas del ácido ibandrónico determinadas en estudios de toxicidad reproductora en ratas son los que cabían esperar para esta clase de medicamentos (bifosfonatos). Estas incluyeron una disminución del número de lugares de implantación, dificultades para el parto natural (distocia), incremento en modificaciones viscerales (síndrome pelvis renal uréter) así como anomalías en la dentición en la generación F1 en ratas.

SOBREDOSIS: Hasta el momento no hay experiencia de intoxicación aguda con ácido ibandrónico, solución inyectable. Teniendo en cuenta que en los estudios preclínicos a dosis altas se observó que tanto el riñón como el hígado son órganos diana en cuanto a la toxicidad, se deben controlar la función renal y hepática. La hipocalcemia clínicamente relevante debe corregirse mediante la administración intravenosa de gluconato cálcico.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura inferior a 30 °C. Protéjase del calor y la luz.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

Martindale, Guía completa de consulta Farmaco-Terapéutica. Primera edición. 2003

USP-D I. Edición 28, año 2008.

http://www.ema.europa.eu/docs/es ES/document library/EPAR - Product Information/human/0001 01/WC5000531 78.pdf.

Fecha de consulta: 18 de Julio de 2013.

Fecha de revisión: 18 de julio de 2013.

VITALIS S. A. C. I.